Alimentación

Su cachorro, ha salido de nuestro criadero comiendo un alimento seco de alta gama para cachorros, y es lo que le aconsejamos que siga dándole hasta los ocho o nueve meses de edad. 

A partir de esa edad, debería darle un alimento seco (pienso) para adultos, pero dependiendo de la actividad a la  que vaya a ser sometido el animal, se le dará : un  pienso de mantenimiento, si va a tener poca actividad, o bien un pienso más rico en proteínas si va a estar sometido a mayores esfuerzos (adiestramiento, gestación, temporada de exposiciones, etc.)

Recomendamos este tipo de alimentación no por simple capricho, sino porque de la calidad de la dieta va a depender en buena medida la salud, el pelaje,  la resistencia ante el ejercicio y en consecuencia la apariencia general de nuestro amigo.

Hasta los 10-12 meses, deberá ponerle de poner tres veces al día, a partir de ahí  lo hará dos veces día, todo esto deberá de ir acompañado de un horario más o menos estable y recuerde que siempre ha de tener agua fresca a libre disposición.

Como habrá podido observar, en ningún momento le recomendamos la comida casera, y sobre todo evite las sobras de nuestra comidas. Habría que desterrar la errónea idea de  que lo que es bueno para  nosotros, es lo mejor para el perro,  cosa bastante alejada de la realidad.

Como regla de oro, tenga siempre en cuenta, el no darle al animal ningún hueso, ya que prácticamente su valor nutritivo es nulo, pero sus consecuencias pueden se desastrosas, al correr el riesgo de que se clave a lo largo del intestino,  provocando en multitud de ocasiones la muerte de nuestro amigo. Tampoco le dé al pequeño en  ningún momento leche, pues lo  más probable es que acabe con diarrea.